QUÉ

Nos bañamos en la playa desnudos después de retozar, jugando, toda la mañana sobre las hojas y bajo los árboles. Éramos niños y éramos libres.l6lav
El tiempo no existía entre nosotros, ni siquiera en el paraje donde estábamos.
Si de repente me hubiese dado cuenta  de que estábamos en una isla desierta en el trópico y de que vivíamos allí desde hacía tiempo, no me habría sorprendido.
El  sol, hoy, lamía nuestra piel, llenándola de luz, llenándola de vida.
O así por lo menos es como yo la veía a ella, a su piel, a su boca, ojos, mirada.
Era bellísima.

brookshields02
Su sonrisa no tenía fin, no se desgastaba.
Jugamos y nos embarramos y comimos fruta y comidas con hormigas como hacen los jóvenes que viven joviales en islas desiertas. Luego volvimos a retozar, también. Llenos de arena, limpios de agua, pero siempre bajo el amparo de los árboles.
Éramos niños y salvajes y cumplíamos con nuestro deber y nadie podía ni debía reprochárnoslo.
Éramos libres como la brisa marina, agitados como el romper del océano y fértiles como la tierra.

Quien tenía QUÉ que decir.

Blue-Lagoon-brooke-shields-13255303-1200-788

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s